Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Educación en Campana
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoPROFESOR PABLO GARRIDO: ”90 AÑOS DE LA ESCUELA NORMAL”
18/dic/2007

Mi primer encuentro con la Escuela Normal fue al ingresar como alumno. Yo viví siempre frente a la escuela N°7, es decir que para llegar a la Escuela Normal tenía que caminar varias cuadras que en invierno se hacían larguísimas.

La Normal se asemejaba para mí a una gran estancia rodeada de extensas heladas que blanqueaban los pastos, ya que no había en ese momento demasiadas construcciones. También la veía algo fantasmagórica cuando su enorme silueta se escondía tras ka densa niebla mañanera que a veces la rodeaba. Lo divertido en invierno era que caminábamos rompiendo metro a metro las extensiones de helada. La escuela real impactaba por sus grandes espacios, sus amplias galerías, su gran gimnasio, realmente una escuela imponente.

Entre los personajes que encontré en mi primera experiencia escolar dei secundario recuerdo especialmente a una pareja muy querida, los esposos Gracia. El llamado por los alumnos "Poroto" y su esposa Erna, quien influyó en lo que iba a ser mi destino cono adulto, la enseñanza de Historia. La llegada de los dos en el auto provocaba conmoción en los alumnos que llamaban al vehículo el "germinador". Se compartía en la escuela un aire de tranquilidad y ya comenzaba a formar parte de mi vida la existencia de los maperos, la conexión con nuestro querido esqueleto escolar, las corridas por el patio principal y la aparición de personalidades como el Dr. Bruni, el Prof. Russell y la Prof. Rebollini.

A los objetivos mencionados para el recuerdo agregaría el piano, la mesa de la sala de profesores y muchos otros que formaban parte de nuestro paisaje escolar cotidiano. La escuela de aquel entonces era tranquila pero ya se notaba la aparición de sectores un poco antagónicos y que reflejaban las contradicciones de nuestra sociedad como la de los peronistas y antiperonistas.

Con referencia a mi larga experiencia docente en la escuela, tuve la dicha de integrar el Departamento de Ciencias Sociales, del que participaban un grupo de profesores de cuya interrelación tengo un recuerdo imborrable. Fue una época muy fructífera en la que logramos conformar un grupo solidario donde el trabajo nos unía y nos enriquecía. Casi todos ios profesores éramos tutores, lo que nos ayudaba a profundizar nuestra relación con los alumnos, a quienes tratábamos de ayudar en su formación desde lo pedagógico pero también intentábamos ayudarlos con sus problemas personales. Nuestra relación a través de esa experiencia nos hizo eriquecernos, se sumaban a ella las actividades extra programáticas como fútbol o periodismo con la rica experiencia de la aparición del periódico escolar "Presencia".

Una anécdota que recuerdo mucho está relacionada con el campeonato de fútbol juvenil realizado en Japón en 1979. se nos presentó un dilema a todos, alumnos y docentes, que deseábamos conocer el desarrollo del partido de la Selección Argentina integrada, entre otros, por Maradona y Ramón Díaz, Recuerdo que habíamos decidido escucharel partido en el salón con los alumnos de 1° Comercial turno Mañana. Eran más o menos las 8 de la mañana) estábamos en el primer salón de la planta baja, frente a la escalera, y cuando Maradona pasó la pelota a Ramón Díaz y éste hizo un gol toda el aula, incluido yo, gritó la conquista como toda una hinchada. Este acto espontáneo también significaba una respuesta a la prohibición de escuchar el partido. Otra anécdota en el período de la intervención del Inspector apodado "Doble Pechuga" que salía a recorrer las galerías y fijarse en las aulas, al pasar por el 4° BOD turno tarde me observó al ver tanto bullicio en el aula a lo que le contesté que estábamos implementando el método del cuchicheo para hacer más dinámica la clase. A mi entender la Escuela Normal siempre tuvo la función de referente educativo en nuestra comunidad. La escuela iba agrandándose año a año. Las demandas de mayor oferta educativa hacían necesaria la aparición de otras escuelas que la ampliaran. La enorme cantidad de alumnos que cursaban en la Escuela Normal hacía imposible un eficiente funcionamiento de la institución. Esa explosión de la matrícula hizo que la oferta educativa comenzara a deteriorarse y aparecieron otras opciones tanto desde el ámbito público como privado.

Todos los integrantes del cuerpo docente han sido para mí valiosos. Es muy difícil anteponer uno en desmedro de otro, pero volvería a repetir la fuerte ligazón que me unió a los integrantes del Departamento de Ciencias Sociales con quienes, aparte del trabajo cotidiano, nos encontrábamos los jueves después de hora para intercambiar experiencias con tortas, sandwiches, masas, etc. de por medio. Recuerdo asi entre otros a Sara Albarellos, Lela Dintino, Alejandra Perrone, Lili Popovich, Beatriz Muerte, Marta Lombardi, Ana Peta, Nora Baroni, María Di Doménica u Úrsula Dell´Arte. También conservo un maravilloso recuerdo de Carola Thomsen por su actitud solidaria, del prof. Podestá, de los distintos equipos directivos...es muy difícil nombrar a todos.

Considero que a pesar de los cambios producidos y las transformaciones sucedidas en nuestra sociedad vería con mucha alegría que nuestra Escuela Normal recuperara su posición de referente educativo de la comunidad, compartiendo siempre las experiencias con las distintas escueías públicas y privadas.

Profesor Pablo Garrido

Artículo publicado en La Auténtica Defensa el 18/12/2007


 











Se han visto 37931152 Páginas, desde el sábado, 23/jun/2007
OnLine: 126 personas (126 visitantes anónimos)
© Portal de Campana, Ciudad de Campana, Buenos Aires, Argentina
• Condiciones de Uso • Formulario de Contacto •
Owner: MatrixWay  
Campana - Bs.As. - AR - martes, 11/ago/2020 - 17:08
Sistema FuncWay (c) 2003-2007