Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Noticias
20 ºC
Muy nuboso
Usted está aquí » Noticias » via La Autentica Defensa »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoVia La Auténtica Defensa: Noticias de Campana

Vía http://www.laautenticadefensa.net - Edición del 03/sep/2010


Mis abuelos maternos , y sus 3 hijos , vivieron los primeros tiompos de casados en casa de sus suegros ( Que a su vez alquilaban a la familia Uzcudum) sobre la calle Belgrano .

Contaba la abuela que su suegra , Graciana solia tener reuniones casi todos los Viernes , con sus paisanas vascas francesas y vascas españolas . Esas tertulias eran una verdadera "Melange " de idiomas .

En su gran mayoría vestidas de negro , y de gran porte y presencia , estas señoras repasaban su vida y obra desde que Habitaron el pueblo .

Una de ellas era apodada por los chicos de la casa con un seudónimo no reproducible . De estos últimos el mayor de mis tíos , contaba que le seguían los pasos, ya que esta pobre mujer según el tenía problemas de "griferia", probablemente de acuerdo a su edad o de una posible "cistitis". Es entonces, que una vez terminadas las reuniones, la señora salía a la calle, se paraba cerca de la vereda, miraba de manera furtiva, de un lado hacia otro, y con un leve movimiento de piernas dejaba su marca "acuifera" en el lugar, cosa que un vientito y la tierra taparan piadosamente el hecho. Y claro como telón de fondo, las risas a escondidas de los 3 hermanitos.

Doña Graciana y sus hermanas, eran activas participantes del quehacer campanense. Dos de ellas, Mariana de Iriart y Graciana de Narvaiz, estuvieron abocadas a obras sociales. Mariana por ejemplo fue una de las fundadoras de la sociedad "Hermana de los pobres", y en parte, del hospital local. Otra hermana, que vivía en Bs. As., se casó con el doctor Juan Poggetti, y de ese matrimonio nació Armandina, quien fuera la primer farmacéutica del país, en 1902, y también la primer mujer en tener registro de conductor de automóviles.

El esposo de Graciana, Jean, participó de la fundación del "Club Social", y de la "Sociedad Francesa de Socorros Mutuos". También tuvo sus tardes de tertulias, fundamentalmente los 4 de julio, cuando los "franchutes" iban al hotel Verdier a tomar su "Pernot" y "festejar" la Francia libre y republicana.

Relataba la abuela que los trajes, tanto de su suegro como de su esposo, siempre tenían que estar bien planchados, prestos para cualquier evento y que mandaba a mi madre (de 8 años) a buscar los cuellos de las camisas, a la planchadora de cuellos, la señora Castronuovo.

Otra actividad, en los ratos de ocio de mi bisabuelo, era tejer medias. Es entonces que se ponía una madeja de lana bajo su boina, y con agujas de madera comenzaba su "punto y vuelta" (este trabajo era muy comun entre los vascos ovejeros de los Altos Pirineos).

El barrio de la calle Belgrano estaba siempre lleno de chicos. Contaba la abuela que mis tíos eran amigos de los hijos de Marino Vasquez, y que en el depósito de su almacén, hacian toboganes con las bolsas de azucar.

Otra horda de "purretes" algunos propios del barrio, y otros infiltrados de barrios aledaños, estaba integrada por: Los hermanos Fernández, los hermanos Ferreyra, los Hermanos De Paoli, L. Cingolani, R. Selva, H. Sartor, R. Uccella, F. Bataglino y varios otros, se reunian en picados de futbol, o en jugadas de "escondidas".

Estos niñitos (hoy octogenarios) hacian de las suyas, no sin una segunda intención. Una de estas "Perrerias" esta vinculada con un señor mayor del barrio. Este pobre señor, a la hora de la siesta quería tomar su normal descanso. Es entonces que la "pandilla" se ponía a jugar a la pelota o a "hinchar" en la puerta de la casa, mas especificamente cerca de la ventana de la habitación donde él dormía.

El hombre arto de estos "nenes" llamaba a la policía, a veces, y otras veces hacia sonar un despertador a modo de timbre para hacerle creer a los "infantes" y otros no tanto, que se comunicaba por teléfono con la comisaría.

También eran expertos en colarse a las matinee del cine Belgrano, los días de series continuadas (Tom Mix, Tarzán, etc) en las cuales, zapateaban compulsivamente, provocando con la tierra que yacia en el piso de madera densas nubes de tierra, que empañaban aún mas la visión de las imágenes de la pantalla.

Patricio Sartor


Este artículo se muestra en "Portal de Campana" de forma temporal y automática. Sin modificaciones.
Por temas de Copyright se incluye un link al artículo original en http://www.laautenticadefensa.net.

 





 






Se han visto 32376095 Páginas, desde el sábado, 23/jun/2007
OnLine: 97 personas (97 visitantes anónimos)
© Portal de Campana, Ciudad de Campana, Buenos Aires, Argentina
• Condiciones de Uso • Formulario de Contacto •
Owner: MatrixWay  
Campana - Bs.As. - AR - martes, 18/dic/2018 - 20:08
Web Dinámica, Sistema FuncWay