Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Noticias
11 ºC
Cubierto
Usted está aquí » Noticias » via La Autentica Defensa »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoVia La Auténtica Defensa: Noticias de Campana

Vía http://www.laautenticadefensa.net - Edición del 14/may/2019



El campanense participa de la Clase 3 con un Fiat. Tras ser acompañante en ALMA se volcó a esta especialidad y no paró más.

Fue fácil llegar hasta Fernando Moreno: en Yaquemé al 1000 se encuentra su local comercial y, a su vez, el reducto donde se trabaja en el auto que presenta en las picadas de los fines de semana. Nos recibe con una sonrisa muy propia de su forma de ser y rápidamente, "Yimmi" se refiere al lugar elegido para la nota: "Es acá donde hacemos gran parte del trabajo para el auto. Luego de terminado mi compromiso con mis clientes, le dedico el resto al Fiat 133".

-¿Y cómo nació esta posibilidad?

-A mí los fierros me encantan y de hecho yo corrí en la categoría ALMA como acompañante. Se puede decir que desde allí no pare más.

-¿No corriste en ALMA como piloto?

-No, nunca me dieron los números para armar un auto de esas características y lo canalicé como acompañante. Creo que tampoco estoy seguro que me hubiese entusiasmado tanto como con las picadas. Yo tengo un amigo y consejero como Cristian Iglesias, que corrió en la categoría con un Fiat 128 y después dejó y se volcó de nuevo a las picadas. Creo que es una cuestión de gustos, pasa solo por eso.

-¿Cuánto llevás en las picadas?

-Debo andar por los diez años picando. Visité muchos lugares para este emprendimiento. Arranqué en Zárate y en verdad me siento contento de poder hacerlo como lo hago, porque me permite realizar mis trabajos personales sin problemas y en mis horas de descanso corro picadas.

-De todo lo que recorriste, ¿en cuál pista te fue mejor o te sentiste más cómodo?

-Entiendo que cada lugar tiene su encanto. A mí lo que me gusta es picar, como le deba pasar a todos mis compañeros de este hobby. Corro en donde se dé y no se repara mucho en cual lugar.

-Pero si tenés que elegir uno…

-Te digo el cuarto de milla en el autódromo capitalino. Está bueno participar allí.

-¿Por qué?

-Tiene algo muy especial. Primero que estás corriendo en el autódromo de Buenos Aires, la catedral del automovilismo argentino; segundo, porque el nivel es muy bueno y te exige tener que trabajar más para estar a la altura de las circunstancias; y tercero por el marco de gente, que es distinto. El público acompaña de una manera interesante.

-¿En cuál clase estás corriendo?

-Ahora, en la Clase 3 con el Fiat que tengo y allí voy tratando de ser protagonista y estar en la pelea del campeonato, algo no demasiado fácil en estos tiempos. Somos muchos y debo estar 14º en el torneo.

-Vimos que cambiaste las butacas, que eran nuevas.

-Es lo de la competitividad que te decía. Puse dos nuevas porque son mucho más livianas y cuantos más kilos le saco mejor.

-Dijiste que en el verano no corrés. ¿Por qué?

-Es una decisión mía por las altas temperatura. Resulta que en diciembre fui a correr a Lanús e hizo un calor insoportable y yo me quiero divertir, no pasarla mal. Entonces decidí no correr en todo el verano, algo muy de mí, digamos algo personal.

-Si te invitaran a correr en otra clase como la 9, ¿cómo te verías?

-Te digo que no, ésa no es para mí. Estás hablando de algo groso, hay que preparase con tiempo para llegar allí. Quizás en el autódromo sí, pero en San Pedro no, quiero ser muy respetuoso de los que la transitan.

-Alguna vez, charlando con Carosella, le pregunté cuál era el secreto para ganar una picada y me dijo: "Nunca mires a quien está a tu lado, hacé la tuya".

-Si lo dijo él, respetemos. Creo que en parte tiene razón, porque a veces te distraes un segundo, quizás mirando a tu rival, y te comieron. Son esos momentos claves en que no podés fallar. Además, ese muchacho sabe de verdad.

-¿Corriste en Zárate?

-Sí, como te dije: esos son momentos inolvidables. Fue muy lindo, primero con Jonny y después vino Fossatti. De ahí te quedan un sinfín de recuerdos. Además, fue cuando empecé a entender esta competencia tan atrapante.

-¿Se puede tener amigos a este nivel?

Sí, claro. Fijate que Cristian Iglesias es un grande para mí, es mi consejero, me vive retando, no me deja pasar una. Es un amigo de verdad. El viejito la tiene muy clara.

-Conociéndolo, se te va a enojar con lo de viejito…

-Bueno, lo digo cariñosamente. No te olvides que su hijo Francisco ya está picando con un futuro bárbaro y por eso expresé eso de Cristian. Pero volviendo a tu pregunta original: sí, se puede tener amigos.

-¿Cómo lo toma tu familia esto de verte en las picadas?

-Uf, es un tema. Mi vieja es la que más me persigue. La otra vez tuve un golpe y cuando llegué a casa estaba insoportable. Pero igual no pone trabas en el camino para que haga lo que me gusta.

-¿Hay gente a la que agradecerle en esta posibilidad de concretar lo que tanto te gusta hacer?

-Sí: a mi familia, mis compañeros acá del negocio que siempre están y a esa gente que pasa y me pregunta cómo me fue el fin de semana. Nombrarlos sería cometer el error de olvidarme de alguno, así que saludos para todos.

La nota llegó a su fin y su auto lo aguarda para cambiar algunos elementos. Mientras, nosotros nos vamos con la certeza de que Fernando está en lo que ama.



FERNANDO JUNTO A SU SOBRINO. DETRÁS, EL AUTO CON EL QUE CORRE.

Este artículo se muestra en "Portal de Campana" de forma temporal y automática. Sin modificaciones.
Por temas de Copyright se incluye un link al artículo original en http://www.laautenticadefensa.net.

 





 






Se han visto 33513344 Páginas, desde el sábado, 23/jun/2007
OnLine: 130 personas (130 visitantes anónimos)
© Portal de Campana, Ciudad de Campana, Buenos Aires, Argentina
• Condiciones de Uso • Formulario de Contacto •
Owner: MatrixWay  
Campana - Bs.As. - AR - domingo, 26/may/2019 - 08:06
Web Dinámica, Sistema FuncWay