Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Noticias
17 ºC
Parcialmente nuboso
Usted está aquí » Noticias » via La Autentica Defensa »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoVia La Auténtica Defensa: Noticias de Campana

Vía http://www.laautenticadefensa.net - Edición del 11/mar/2018




Jorge Bader

Esta semana vivimos con mucho dolor la noticia, del inexplicable incendio del edificio del ferrocarril. No voy a abundar sobre su valor histórico patrimonial, del cual creo que se publicó ya bastante y es ámbito propio de los historiadores locales. Quiero si referirlo desde mi historia personal cargada de recuerdos propios. Mi abuelo materno, Emilio Leonardo Sibilin, llegó a Campana para ocupar el puesto de Jefe de Estación, precisamente el 20 de marzo de 1943. Campana representaba para él un ascenso importante, en su evolución dentro del "Central Argentino", ya que desde su inicio en la provincia de Santa Fe, la superación de su carrera estaba dada por el avance hacia Retiro. Tenía dos hijos varones y dos mujeres. Una de ellas mi madre que con sus 93 años es aún, una referente de esta historia viva. Mis dos tíos eran ferroviarios. Emilio, el hermano mayor de mi madre trabajaba en cuestiones administrativas en ese edificio hoy incendiado.

Yo nací en Campana y una parte importante de mi niñez transcurrió en la estación, visitando a mi abuelo y a mi tío en sus lugares de trabajo, jugando en los andenes y disfrutando de algún caramelo que me regalaba Doña María, la responsable del kiosko que funcionaba bajo la escalera de la estación. O sea que me une un recuerdo afectivo adicional. La degradación de esos edificios, y el saqueo de ese patrimonio que atesoraban, empezó mucho antes de este corolario del fuego reciente.

Recuerdo muchos años después haber visto en alguna obra que me tocó remodelar, ya en el ejercicio de mi profesión, algunas mayólicas verdes, biseladas, de las salamandras originales que había en ese edificio. También recuerdo cuando se liquidaron los activos del ferrocarril residual allá por los 90, que se terminaron de depredar efectos remanentes, que hubieron de declararse, extinguidos en su utilidad para desafectarse de los inventarios.

Tanto la desvalorización de los edificios de la arqueología industrial de Campana, como la irreparable pérdida de la Casa de los Costa, no son la necesaria e ineludible responsabilidad de un gobierno, sino, la acumulada desidia colectiva de una sucesión de gobiernos desaprensivos. La pérdida del patrimonio histórico por inacción, desinterés o desconocimiento, es también una consecuencia de la falta de planificación, ya que la definición, y guarda de los edificios y sectores patrimoniales forma parte de la codificación urbanística. Hago acá un paréntesis.

En el año 2002, el Ayuntamiento de Paris, dirigido por el socialista Bertrand Delanoé, impulso el Plan local de Urbanismo de Paris, (PLUP), cuya aplicación pretendió actualizar los contenidos del plan de uso del suelo del año 1977. En ese Plan el capítulo de la preservación de Patrimonio, su guarda y preservación tienen una relevancia fundamental. Dentro de la búsqueda de gobernanzas y sustentabilidades, la historia y sus huellas son un hilo unificador, ya que concitan la atención y el respeto de todos, más allá de los distintos ángulos interpretativos. Nosotros no tuvimos esa suerte.

Nuestro Código original, del 1983, a imagen de la Ley 8912 de uso del suelo, que reconoce como fuente aquel Plan de Paris, creó zonas protegidas con indicadores y restricciones particulares. Aun así con el paso del tiempo y las sucesivas reformas, a pesar de las observaciones reglamentarias perdimos patrimonio, y a pesar de alguna referencia anecdótica, no preservamos los edificios que representan el pasado que nos funda. La lista no se agota en la Casa de los Costa, ni los galpones ferroviarios o los edificios administrativos del ferrocarril, el antiguo y señorial Chalet de Viale, algunas quintas excepcionales de muchas familias emblemáticas de nuestros orígenes edificios de valor arquitectónico como bancos, hoteles con recovas, incluso la imperdonable cirugía sufrida por la manzana que se identifico como manzana de la Esso, porque allí se alojaron en un principio los directivos de aquella compañía.

No hemos trabajado para la preservación de edificios ni sectores urbanos anecdóticos demostrando un desapego por aquello que tiene un valor testimonial. Somos lamentablemente un pueblo condenado a la anomia que deriva de quedarnos sin documentos edificados de nuestra historia. En esta época en que el Estado está más preocupado por lograr recaudar asociándose al privado con la aplicación de la plusvalía, también sería interesante poner sobre la mesa de debate las ventajas que se podrían ceder a favor de quienes siendo propietarios de lugares o edificios que detenten algún valor testimonial, se vean apoyados a la recuperación y preservación de los mismos, de modo que las cargas no sean unilaterales.

Por último, quiero que se interprete bien mi punto de vista y sin que estos conceptos permitan eludir responsabilidades, el desinterés político y administrativo en general sobre las cuestiones patrimoniales históricas, no es, necesariamente, un mal reciente, sino una acumulación sucesiva de irresponsabilidades concomitantes donde el fuego es solo la contingencia final de una muerte lenta y largamente preanunciada.

Arq. Jorge Bader - Matrícula CAPBA 4015


Este artículo se muestra en "Portal de Campana" de forma temporal y automática. Sin modificaciones.
Por temas de Copyright se incluye un link al artículo original en http://www.laautenticadefensa.net.

 

Espacio de Participación (0 opiniones)
No hay Comentarios.
 





 






Se han visto 31267296 Páginas, desde el sábado, 23/jun/2007
OnLine: 99 personas (99 visitantes anónimos)
© Portal de Campana, Ciudad de Campana, Buenos Aires, Argentina
• Condiciones de Uso • Formulario de Contacto •
Owner: MatrixWay  
Campana - Bs.As. - AR - martes, 19/jun/2018 - 13:19
Web Dinámica, Sistema FuncWay