Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Noticias
15 ºC
Parcialmente nuboso
Usted está aquí » Noticias » via La Autentica Defensa »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoVia La Auténtica Defensa: Noticias de Campana

Vía http://www.laautenticadefensa.net - Edición del 11/feb/2018



A mis 89 años reflexiono nuestro día a día en sociedad y veo cosas que creo, no van a buen puerto.

En mis épocas de juventud, las cosas eran diferentes. Otros valores se pregonaban: la solidaridad, la amistad y el compromiso por el otro. Supe vivir en pleno centro. Éramos todos conocidos, existía respeto, preocupación y cuidado del uno por el otro: un vecino era un familiar. Se solían dejar las cosas afuera, no existían horarios para volver tranquilo a la casa, ni rejas de seguridad para evitar robos. Además, el policía rondaba las calles y tocaba un silbato a cada hora de la noche que te mostraba que estaba presente. Uno no tenía miedo del otro, todo lo contrario. Existían puntos de encuentro: carnavales, fiestas populares que eran la alegría de la gente. Los clubes barriales proliferaban por la ciudad y eran generadores de amistad y confraternidad.

Hoy se vive de otra manera. El miedo nos tiene de rehén, uno vive alerta a la inseguridad. El saludo y la cordialidad se perdieron. La palabra escasea, si no que está desaparecida, la mentira abunda y siembra la desconfianza. Las calles ya no son de todos: no veo gente barriendo las veredas, tomando el mate o pasando la tarde en el banco fuera de su casa. Cada vez nos conocemos menos y no sabemos quién es el que convive todos los días del año al lado nuestro.

No quiero pecar de disconforme: todavía quedan gestos que hacen me emocione. Cuando cruzo las calles los autos se detienen y me ceden el paso, esperan mi lento caminar. Seguimos reuniéndonos entre amigos e inventando excusas para estar con el otro, el amor familiar todavía es el valor primordial. No perdamos de vista que son estas cosas las que hacen, podamos vivir un poco mejor.

Lamento que a esta altura de mi vida sólo me quede preguntar: si perdemos el vínculo… ¿Qué nos queda?

Arnaldo Marchisio

DNI 4.713.626


Imagen ilustrativa.

Este artículo se muestra en "Portal de Campana" de forma temporal y automática. Sin modificaciones.
Por temas de Copyright se incluye un link al artículo original en http://www.laautenticadefensa.net.

 





 






Se han visto 32000605 Páginas, desde el sábado, 23/jun/2007
OnLine: 135 personas (135 visitantes anónimos)
© Portal de Campana, Ciudad de Campana, Buenos Aires, Argentina
• Condiciones de Uso • Formulario de Contacto •
Owner: MatrixWay  
Campana - Bs.As. - AR - viernes, 19/oct/2018 - 21:36
Web Dinámica, Sistema FuncWay