Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Noticias
20 ºC
Despejado
Usted está aquí » Noticias » via La Autentica Defensa »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoVia La Auténtica Defensa: Noticias de Campana

Vía http://www.laautenticadefensa.net - Edición del 14/nov/2017




RESULTADOS Y POSICIONES

Con los resultados de esta octava fecha, Villa Dálmine llegó a los 16 puntos y superó por uno a Agropecuario de Carlos Casares (ambos ya quedaron libres). En tanto, Juventud Unida de Gualeguaychú quedó tercero con 14 en ocho presentaciones.

Esta octava jornada del Nacional B dejó los siguientes resultados: Atlético Rafaela 1-1 Almagro; Independiente Rivadavia 0-0 Guillermo Brown; Aldosivi 2-2 Flandria; Quilmes 1-1 Nueva Chicago; Sarmiento (J) 3-3 Santamarina; Villa Dálmine 2-1 Estudiantes (SL); All Boys 4-0 Agropecuario; Gimnasia (J) 0-0 Deportivo Riestra; Boca Unidos 1-2 San Martín (T); Ferro Carril Oeste 2-2 Brown (A); y Mitre (SdE) 0-0 Juventud Unida (G).

Libre quedó Los Andes, mientras que Deportivo Morón e Instituto jugarán el jueves desde las 21 horas por la participación del Gallo en Copa Argentina (perdió el domingo con River en semifinales).

Además, esta octava fecha también le resultó muy positiva a Villa Dálmine en lo que respecta a los Promedios: es que logró sacarle 13 puntos de ventaja a Boca Unidos y el propio Estudiantes (SL), los dos mejores del grupo de seis equipos que estarían descendiendo si el torneo terminara hoy. Claro está: en ese sexteto están Sarmiento (J) y Deportivo Morón, dos conjuntos que no arrancaron de la mejor manera la temporada y que pueden escalar rápido en caso de conseguir un par de victorias consecutivas.



Publicidad

Le ganó 2-1 a Estudiantes (SL) y se trepó a lo más alto del campeonato. Fue superior en la primera media hora de juego. Después necesitó de Perafán y, en el complemento, como no lo supo liquidar, terminó ajustado tras el descuento puntano. Fue su cuarta victoria consecutiva como local en el torneo que ahora lidera.

Aunque tuvo una presentación en la que por momentos mostró dudas que no había tenido anteriormente, Villa Dálmine le agregó un ladrillo más a una construcción que despierta cada vez más expectativas en el pueblo Violeta. Sobre todo porque se está transformando en un equipo que se acostumbra a ganar, y en especial en su casa, donde el domingo venció 2-1 a Estudiantes de San Luis para cosechar su cuarta victoria en fila como local en la temporada.

De esa manera, y aprovechando también la caída de Agropecuario ante All Boys, el conjunto dirigido por Felipe De la Riva se trepó a lo más alto del campeonato a pesar que ya quedó libre.

En esta oportunidad, los mejores argumentos de Villa Dálmine aparecieron en los primeros 30 minutos, cuando con el desequilibrio y la verticalidad de Pablo Burzio vulneró cada vez que se lo propuso a la defensa visitante. El córdobes abrió la cuenta y generó la jugada que derivó en el 2-0 que marcó Nicolás Sánchez. Y entre una acción y otra armó una jugada a lo Messi que hizo delirar a todo Mitre y Puccini aunque su definición salió ancha.

Después, el Violeta no estuvo tan sólido como en otras presentaciones. El bloque defensivo mostró grietas y algunos desacoples que Estudiantes aprovechó para poner a trabajar a Perafan. Y el 1 respondió con acierto y seguridad cuando se lo necesitó.

Luego, en el complemento, mejoró el orden colectivo y se achicaron los espacios, pero se lamentó el no poder cerrar el partido. Porque el equipo de nuestra ciudad contó con opciones para el 3-0, pero falló y entonces, mantuvo con vida a un rival que logró llegar al descuento y ponerle incertidumbre al cierre del encuentro.

Pero lo dicho: este Villa Dálmine se está acostumbrando a ganar y cuenta con la confianza propia de quien hilvana resultados positivos. Así llegó, en soledad, a lo más alto de la tabla de posiciones. La pregunta ahora es: ¿se acostumbrará también a ser líder del Nacional B?

EL PARTIDO

Tal como se preveía, Felipe De la Riva repitió los mismos 11 titulares que presentó ante Deportivo Riestra, mientras Estudiantes se plantó con un esquema 4-2-3-1, en el que los veloces Ada y Cuello amenazaban por los costados con la conducción de Freire y la presencia del siempre complicado Felice como centrodelantero.

Y el arranque fue con mucho vértigo, con una llegada por lado en los primeros tres minutos. De movida, Cuello desbordó a todo Villa Dálmine por derecha y se terminó quedando sin ángulo cuando enfrentó a Perafan.

La respuesta Violeta fue muy buena, porque Burzio también llegó al fondo por derecha y mandó el centro atrás que Córdoba conectó sin poder darle la mejor dirección a su definición (la pelota le quedó atrás).

Todo resultó muy frenético en ese comienzo. Porque a continuación, sobre los 5 minutos, una media vuelta de Leonel Felice encontró una gran respuesta de Perafán, abajo contra un palo. Y porque seguidamente una carambola de los centrales visitantes fue aprovechada por Burzio para quedar mano a mano con Lupardo, abrirse hacia la izquierda y definir con un toque suave y certero.

Sí: en seis minutos se dieron cuatro situaciones de riesgo y el equipo de Felipe De la Riva daba un paso al frente en el marcador. Una situación de valía para afrontar con tranquilidad un partido que se presentó desgastante desde lo físico por el calor de la jornada.

Así, el local pudo asentarse mejor en el campo y empezó a manejar la pelota y los tiempos del encuentro. Incluso, pareció contar con espacios para volver a golpear, pero Córdoba no se mostraba preciso, aunque a los 19 minutos regaló un taco bárbaro para que Burzio se abra camina y dibuje una jugada a lo Messi (dos enganches y un caño) que no pudo coronar porque su remate cruzado salió ancho por el segundo palo.

El dominio era claro por entonces, y a pesar que el partido perdió ritmo en los minutos siguientes, el Violeta logró llevar al marcador su supremacía. Fue cuando a los 26 Burzio volvió a desequilibrar por derecha y le construyó el espacio justo a Sánchez para que el 10, desde la puerta del área, sacara un latigazo preciso al primer palo de un arquero que nada pudo hacer.

El 2-0 y la pausa que impuso el árbitro Bocca para que los jugadores se refresquen generaron que Villa Dálmine se relajara, perdiera intensidad y cediera demasiado el balón. Eso permitió que Estudiantes creciera de la mano de Freire y arrimara peligro en acciones consecutivas. Incluso, Perafan debió exigirse para tapar una definición de Nicolás Fernández. Y el momento se extendió hasta los 39 minutos, cuando el arquero Violeta volvió a mostrar sus reflejos para contener un anticipo de Sosa en el primer palo tras un córner desde la izquierda.

El primer tiempo empezaba a tornársele largo al local, que sufría en el retroceso. A los 41, Celaya falló cuando fue al piso en el mano a mano con Ada y otra vez salió al rescate Perafan para sostener el cero en su arco. Pero el trabajo para el 1 no terminó ahí, porque a los 45 tuvo que exigirse otra vez para arrojarse abajo contra su palo izquierdo ante un buen remate de Sosa. Así, Perafan se convirtió también en gran responsable de que el Violeta se vaya al descanso con dos goles de ventaja.

En el complemento, los dirigidos por De la Riva mejoraron en el orden, achicaron espacios entre líneas y lograron contener mejor a un Estudiantes que ya jugaba 4-3-3. Sin embargo, fallaron cuando tuvieron la oportunidad de liquidar el pleito (tuvo problemas para profundizar a pesar de los espacios que le surgían). Especialmente a los 18 minutos, cuando tras un rebote, la pelota le quedó justa a Córdoba, quien elevó su remate desde la puerta del área chica.

Una situación que se iba a lamentar mucho más nueve minutos después, cuando en una pelota parada aislada, Cuello ganó en lo alto y metió un cabezazo bombeado contra la base del segundo palo, imposible para la larga estirada de Perafán.

El descuento de Estudiantes cambió el ambiente en el que se desarrollaba el juego y obligó a Villa Dálmine a apretar los dientes, a redoblar esfuerzos cuando el calor y el cansancio ya hacían mella en el rendimiento de los jugadores.

Encima, en una jugada intrascendente, a Perafan se le escurrió el balón por debajo de la suela y paralizó todos los corazones en Mitre y Puccini. Por suerte, el 1 alcanzó a reaccionar a tiempo para evitar que la pelota traspasara la línea de gol y todos volvieron a respirar.

De la Riva realizó los tres cambios entre los 38 y los 42 minutos para oxigenar el equipo y ganar algunos minutos y, a partir de ello, Villa Dálmine ya no sufrió a excepción de ese remate de Freire que por centímetros no alcanzó a desviar el ingresado Conti adentro del área chica.

Entonces, con el pitazo final de Bruno Bocca, los nervios se hicieron puños en alto y abrazos de alegría. Y no era para menos: ya se sabía que Agropecuario había perdido y que el Violeta se transformaba, con esta victoria, en el nuevo líder del Nacional B.


SÍNTESIS DEL PARTIDO

VILLA DÁLMINE (2): Martín Perafan; Franco Flores, Fernando Alarcón, Juan Celaya, Leandro Sapetti; Renso Pérez, Gonzalo Papa, Nicolás Sánchez, Ramiro López; Pablo Burzio y Jorge Córdoba. DT: Felipe De la Riva. SUPLENTES: Sebastián Blázquez, Marcelo Tinari, Marcos Martinich, Horacio Falcón, Federico Jourdan, Francisco Nouet y Santiago Giordana.

ESTUDIANTES (1): Facundo Lupardo; Rodrigo Izco, Brian Sosa, Facundo Quiroga, Nicolás Fernández; Gastón Ada, Mateo Castellano, Maximiliano Bustos, Brian Cuello; Federico Freire y Leonel Felice. DT: Omar Asad. SUPLENTES: Emanuel Sacha Becerra, Matías Acuña, Jonathan Mazzola, Alejo Distaulo, Israel Roldán, Facundo Coria y Matías Conti.

GOLES: PT 6m Pablo Burzio (VD) y 26m Nicolás Sánchez (VD). ST 27m Brian Cuello (E). CAMBIOS: ST 15m Roldán x Fernández (E) y Conti x Castellano (E); 26m Mazzola x Izco (E); 38m Jourdan x Burzio (VD); 40m Giordana x Córdoba (VD); 42m Falcón x Sánchez (VD). AMONESTADOS: Ada y Mazzola (E). CANCHA: Villa Dálmine. ARBITRO: Bruno Bocca.


La definición de Pablo Burzio para abrir el marcador frente al conjunto de San Luis.


ENGANCHE Y GOL. NICOLÁS "CUCA" SÁNCHEZ ANOTÓ SU PRIMER TANTO CON LA CAMISETA VIOLETA. FUE EL 2-0, CUANDO VILLA DÁLMINE SE MOSTRABA CLARAMENTE SUPERIOR.


FUNDAMENTAL. BURZIO ESTUVO INTRATABLE EN LA PRIMERA MEDIA HORA: MARCÓ EL 1-0 Y GENERÓ EL 2-0.


UN FESTEJO Y UN MENSAJE

Tras el pitazo final de Bruno Bocca, los simpatizantes Violetas estallaron de euforia: puños en alto e infinidad de abrazos propios de una victoria que depositaba al equipo en lo más alto de la tabla. Los jugadores también se estrecharon en abrazos y sonrisas cómplices y, antes de emprender el camino de regreso al vestuario, también se sumaron a la campaña de la entidad y desplegaron un cartel con una leyenda clara: "23/11 Día Histórico: el Estadio para Villa Dálmine".

Es que desde el club están a la expectativa de que el 23 de noviembre, en sesión ordinaria, el Concejo Deliberante trate y apruebe el proyecto de ordenanza que propone el canje del estadio por el ex Puerto de Frutos para, de esa manera, tener finalmente la escritura de propiedad de las terrenos del Coliseo de Mitre y Puccini.


TODOS JUNTOS. LOS JUGADORES TAMBIÉN SE SUMARON AL PEDIDO DE DIRIGENTES Y SIMPATIZANTES POR LOS TERRENOS DEL ESTADIO DE MITRE Y PUCCINI.



Este artículo se muestra en "Portal de Campana" de forma temporal y automática. Sin modificaciones.
Por temas de Copyright se incluye un link al artículo original en http://www.laautenticadefensa.net.

 

Espacio de Participación (0 opiniones)
No hay Comentarios.
 





 






Se han visto 29677135 Páginas, desde el sábado, 23/jun/2007
OnLine: 68 personas (68 visitantes anónimos)
© Portal de Campana, Ciudad de Campana, Buenos Aires, Argentina
• Condiciones de Uso • Formulario de Contacto •
Owner: MatrixWay  
Campana - Bs.As. - AR - domingo, 19/nov/2017 - 09:15
Web Dinámica, Sistema FuncWay