Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Noticias
15 ºC
Cubierto con lluvias
Usted está aquí » Noticias » Salud y Bienestar »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoEl verano y la Otitis: Un problema frecuente. Por Dr. Santiago Draghi
26/dic/2009

El verano y las otitis Con la llegada del verano aparecen problemas de salud frecuentes que requieren nuestra atención. Uno de ellos son las comúnmente conocidas otitis de pileta, otitis del nadador o también denominadas otitis externas. Esta es una inflamación por infección que habitualmente sólo afecta la piel que recubre el oído externo, que es el conducto que a través del cual llegan los sonidos desde el exterior hasta el tímpano.

La otitis externa puede estar provocada por muchos tipos diferentes de bacterias u hongos. La natación, especialmente en aguas contaminadas, provoca persistente humedad en el oído. La piel que recubre el conducto auditivo se puede irritar y lesionar, permitiendo la proliferación de gérmenes responsables de la dermoepidermitis.

Dr. Santiago DraghiLa otitis externa se da frecuentemente durante los meses de verano, cuando es común la inmersión en el mar, ríos, lagos o piscinas. Es habitual en niños que pasan mucho tiempo en el agua. Puede relacionarse también con el uso de hisopos con fines higiénicos por los microtraumatismos en la piel del conducto. Por esta razón el uso de éstos se desaconseja en toda circunstancia. Tener eczema o la piel demasiado seca, rascarse el conducto auditivo, introducirse en los oídos objetos punzantes como clips o hebillas incrementan el riesgo de desarrollar otitis externa.

Los síntomas típicos son el dolor auricular y la supuración también conocida como otorrea. El dolor característicamente aumenta al tirar de la oreja por efecto de la tracción del conducto auditivo que está inflamado.

La inflamación del conducto auditivo puede hacer que los niños se quejen de molestias y/o de la sensación de tener el interior del oído lleno de fluido. También puede empezar a supurar un líquido que al principio será transparente pero después es posible que adopte un aspecto turbio y un color amarillento o purulento (que es diferente al de de la otitis media aguda). Esto provoca la sensación de oído tapado o hipoacusia reversible con la resolución del proceso.

¿Contagia?

La otitis externa no es un proceso contagioso.

Este proceso, aunque en forma infrecuente, puede extenderse más allá del conducto auditivo externo e incluso más allá de la piel profundizándose. Por este motivo debe ser precoz la consulta al otorrinolaringólogo o clínico ante la aparición de síntomas. Cabe destacar que en general es un proceso localizado y NO se acompaña de fiebre.

Los casos leves son los más frecuentes y requieren sólo tratamiento local que incluye las gotas con corticoides para reducir la inflamación y antibióticos para combatir la infección. Se darán analgésicos para calmar el dolor en los casos que sean necesarios. El otorrinolaringólogo realizará la limpieza del oído (secreción, cerumen) la cual nunca debe llevarse a cabo por medios caseros. A veces son necesarias maniobras de curación como la introducción de medicamentos en el conducto cuando éste se encuentra muy cerrado.

Una vez iniciado el tratamiento se mantiene entre 7 y 10 días según el caso y criterio médico.

Se debe poner especial atención en mantener seco el oído evitando prácticas como natación durante al menos los primeros días, en general hasta cumplir el 5º día de tratamiento.

En casos con afectación mayor, por indicación médica se utilizará medicación por boca y hasta por vía endovenosa, según criterio médico.

Datos útiles:

El alcohol boricado puede utilizarse tanto con fines preventivos como terapéuticos. Su uso promueve la higiene del conducto y modifica las condiciones que predisponen a la infección. Su uso puede provocar dolor momentáneo y esto no significa acción nociva.

Si usted o su hijo tienen predisposición a padecer otitis externas tener en cuenta el uso de tapones adecuados, y siempre ante perforaciones timpánicas o si tiene diábolos en la membrana timpánica.

Para recordar:

Los padres deben estar alertas. Estas otitis se presentan en niños mayores de 5 años que concurren a natatorios y que pasan mucho tiempo expuestos al agua. No presentan síntomas alarmantes hasta que el proceso infeccioso se ha instalado y progresado. De manera que se aconseja la consulta ante primer síntoma que es el dolor.

Dr. Santiago Draghi
Otorrinolaringólogo
Hospital de Pediatría Garrahan
Hospital Universitario Austral
ISNA - Campana

 











Se han visto 32562926 Páginas, desde el sábado, 23/jun/2007
OnLine: 135 personas (135 visitantes anónimos)
© Portal de Campana, Ciudad de Campana, Buenos Aires, Argentina
• Condiciones de Uso • Formulario de Contacto •
Owner: MatrixWay  
Campana - Bs.As. - AR - viernes, 18/ene/2019 - 06:21
Web Dinámica, Sistema FuncWay